X

PsePaga tu factura
Claves para el ahorro de energía en tu empresa

Claves para el ahorro de energía en tu empresa

Día a día cada vez más las empresas buscan estar a la vanguardia en sostenibilidad y el gestionar el consumo de la energía puede ser una de las estrategias más acertadas para dicha meta. 

Una reducción en la huella ambiental de tu compañía con una estrategia en gestión de energía no sólo te ayudará con la competitividad de tu empresa, sino que además podrá aumentar el valor y reputación de tu marca como también obtener un ahorro significativo en el valor de las facturas a pagar. 

Te presentamos tres claves para gestionar una estrategia en el consumo de electricidad para tu empresa y conoce algunas formas sencillas de aplicarlas, no son costosas. pero sí muy eficaces para que pueda poner en práctica el ahorro de energía.

 

1. Establezca objetivos claros en el ahorro de energía

 

La mejor forma de disminuir el consumo de electricidad es realizar una evaluación precisa del uso actual de energía y, con este diagnóstico, se pueden establecer metas claras y alcanzables de ahorro de energía para tu negocio. 

Identifica las áreas de interés, establece metas de referencia y mide tu progreso.

Ahorrar energía es un trabajo de equipo -no debería ser sólo responsabilidad de los dueños de negocios-. Comunica a los empleados la forma en la que pueden hacerlo y motívalos a compartir sus ideas para reducir los costos energéticos. 

 

Lee también: 3 consejos para que el costo de energía en tu empresa sea más bajo.

 

2. Cambia el modo de iluminar los espacios

 

Ahora que conoces tu gasto energético, es necesario que pienses en las estrategias que te permitirán cumplir tus metas. Una de ellas es la iluminación. 

  • Aprovecha la luz natural, mantén limpias las ventanas y usa colores claros para las paredes y de ser posible en lugar de usar las luces durante el día, deja entrar la luz del sol o busca maximizar una combinación de ambas. 
  • Si no lo has hecho ya, cambia tus bombillos viejos de halógeno por bombillos de bajo consumo como LED o LFC (Lámpara Fluorescente Compacta o mejor conocidos como “bombillos ahorradores”), pues duran más y consumen menos energía. 
  • Recuerda a los empleados y compañeros de trabajo que apaguen las luces (y por supuesto, otros equipos) cuando no estén en uso.
  • Instala dimmers y sensores de movimiento en lugares donde haya poca circulación, permitiendo tener las luces apagadas cuando no sean necesarias.

 

3. Crea un protocolo con el uso de equipos de oficina

El buen uso de los dispositivos electrónicos dentro de tu empresa es fundamental para el éxito en la gestión del ahorro energético, así que cada integrante de la compañía debe apoyar haciendo un uso responsable con los equipos que utiliza. 

  • Asegúrate de que los monitores estén configurados en el modo de suspensión o que se apaguen manualmente cuando no estén en uso. Ten presente que los protectores de pantalla no reducen el consumo de energía de los monitores.
  • Apaga las impresoras y fotocopiadoras en las noches y fines de semana.
  • Pon en modo ahorro todos los aparatos que posean esta función.

Ahorrar es un acto de disciplina y constancia, así que cada pequeña acción nos permitirá acercarnos a la meta, por eso es importante desconectar los equipos que no estén en uso, ya que muchos de ellos siguen consumiendo una pequeña cantidad de energía incluso cuando están apagados. 

Estos "vampiros energéticos" continúan consumiendo. Puedes evitar fácilmente este desperdicio desenchufando el aparato o usando el interruptor de encendido/apagado para cortar toda la energía de los aparatos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anterior 3 consejos para que el costo de energía en tu empresa sea más bajo
Siguiente Descubra los 5 principales beneficios empresariales de la energía solar
Print
451 Rate this article:
No rating

x

RSE socialmente responsable

Síguenos en:

Certificación en Calidad